domingo, febrero 26, 2012

Barrio




Fugitivo de la violenta soledad
que me envuelve
acudo, rendido, al universo
anónimo de las calles.

¿Hasta dónde el acuerdo de ser
otro sin nadie? ,
se sincera el viento,
¡Hasta cuándo este echarme de menos!,
lamento aturdido.

Y el barrio fluye adoquines arriba,
empinado paisaje de soles nocturnos,
esquinas de sombra que tocan
mi sombra dolida, sin rostro.
Tan sólo palabras en negro, murmullos de frío.



©2012 M.Sonseca
by iPhone

4 comentarios:

Concha dijo...

Buenas noches Manolo

¡Tu foto es preciosa! La poesía que la acompaña es su cobijo.

Los tonos, los brillos,los contrastes y esas luces a las que nombras en tu poema, como "soles nocturnos", tienen una especial resonancia poética y producen una cierta melancolía. Al mismo tiempo que un deseo de caminar por esos adoquines, pero cobijados,no en soledad; para así matizar siquiera,levemente, esas "esquinas de sombra".

Manuel dijo...

Cobijo, ¡qué hermosa y necesaria palabra!

Melón dijo...

Visité Madrid. Fueron solo 3 días incansables e intensos y me enamoré y hasta quizá tomé una foto de un escondite similar. Qué bella Madrid!
Lorena.-

Melón dijo...

He visitado Madrid, han sido solo 3 días incansables e intensos y me enamoré! que bella Ciudad...y hasta quizá tomé una foto de un escondite similar.
Gracias!