domingo, diciembre 23, 2012

Escaparate



Sólo queda la urdimbre de los años,
estrategia de vida sin esencia,
huecos,
símbolos inanimados, las venas muertas.

Amadas heridas que procuró el tiempo,
latidos, rumor de orillas perdidas,
nostalgia
en el absurdo escaparate de otro día.
  





©2012 M.Sonseca

3 comentarios:

angeles delgado dijo...

¡Querido Manolo-Manuel...los días dicen que taen cosas maravillosas a cada paso...es cuestión de buscar...de encontrar...de implicarse...de comprometerse...de decidir...Magnífica tu fotografía, magnífica tu escritura, magníficas todas las cosas que todavía tienes que aportar. ¡Nos vemos!¡ Muchos besos!

Manuel dijo...

Gracias por tus palabras de aliento Ángeles, eres un encanto. Besos.

Cristo dijo...

en el absurdo -y muchas veces triste- escaparate de los días, las heridas son las huellas que, en nuestro deambular, acumulamos en la piel y en el alma, preciados y dolorosos testimonios que nos hacen crecer pero, sobre todo, nos hace humanos.
Demoledoras y bellas las palabras que acompañan a una imagen densa y sutil a la vez, Manuel.
Un abrazo!